Semana Santa

Por Jorge Slayer - 7 de Abril, 2007, 1:02, Categoría: Religión ---

Ignorar la religión en nuestra sociedad es imposibleSemana Santa es sinónimo de religión. No se puede entender esta festividad si olvidamos nuestras raíces, la influencia básica de nuestra sociedad: el fenómeno religioso en general, y el católico en particular. Está claro que para quienes no sean creyentes, el sentido de esta festividad será meramente lúdico, como el de cualquier otra celebración; aunque hoy en día, la palabra fiesta va ligada a cualquier fin de semana, con lo que el valor de la palabra queda devaluado, ya no se habla sólo de fiesta cuando se celebra algo (un cumpleaños, el patrono del pueblo, etc) sino del fin de semana.

Pero no nos descentremos del tema central de este artículo: el sentido básico de esta semana festiva, que no es otro que la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Por mucho empeño que ponga el Gobierno de turno, el hecho religioso nos envuelve independientemente de nuestra ideología, y es parte de nuestra cultura y sociedad. Querer obviar algo que nos ha enriquecido tanto como pueblo, como es la religión, y que aún hoy nos ayuda a muchos en el día a día, es un error que seguramente es inevitable. A lo largo de toda la historia, han sido infinitas las ideologías o Gobiernos que lo intentaron (y lo intentan aún, en pleno Siglo XXI), desde los nacionalsocialistas hitlerianos, pasando por regímenes comunistas (vigentes en algunos países en la actualidad), y cómo no en su tiempo, en los regímenes contemporáneos a Cristo: el Imperio Romano.

¡Qué grande era! Y con cuanta energía se dedicó Roma a perseguir al Cristianismo. No creo que haya gente que ignore las matanzas en el circo romano de cristianos por el mero hecho de celebrar ritos tan esenciales como la Eucaristía. ¿Hay alguien que ignore que en la actualidad, en el régimen comunista chino (por poner un ejemplo concreto y contemporáneo), los cristianos sufren justamente esa misma persecución? Porque la libertad religiosa es algo que no todos los Gobiernos toleran. Y los que lo toleran, a veces se podría decir que lo hacen a duras penas, como si lo hicieran así porque no tuvieran alternativa.

La Semana Santa nos anima a los cristianos a recordar que en nuestra época contemporánea no es ni más ni menos dificil de lo que ha sido siempre ser cristiano. Las persecuciones son inherentes a ser cristiano (ya sea con las primitivas formas romanas de martirio, o las modernas actitudes cristofóbicas, que tan a menudo podemos observar en nuestra sociedad, por no ir más lejos).

Y si Jesucristo mismo sufrió persecución hasta la muerte, ¿qué menos que alegrarnos de padecer nosotros otras formas de persecución?

A fín de cuentas a eso estamos llamados: a soportar en Su nombre esas persecuciones, sin odio, sin violencia, como un cordero llevado al matadero. Y no es que sea algo "difícil", sino imposible, al menos en nuestras fuerzas. Sólo en Jesucristo se puede comprender el verdadero sentido de esta actitud, solo empleando la clave de la cruz podremos descifrar las notas de la pasión y resurrección, y encontrar así el verdadero sentido de la Semana Santa.

Y es precisamente la resurrección la que nos impulsa a ser cristianos, y únicamente quien en el día a día ha podido experimentar esa resurrección, esa capacidad sanadora de Jesucristo, es capaz de entender a la Iglesia y todo lo relacionado con ella. Y precisamente eso celebramos estos días: la resurrección de Jesús, que tantas vidas ha salvado y a tantas otras ha dado sentido a su existencia.

Nos vemos en la Vigilia Pascual, la más solemne celebración del calendario litúrgico.


Compartir este artículo:






perfumes valencia
Oceanografic valencia
BLW, baby led weaning

     Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       







Sindicación

Enlaces



Otros links de interés