El Belén que puso Dios

Por Jorge Slayer - 26 de Abril, 2007, 18:10, Categoría: Libros ---

    He sido un apasionado de la lectura, cuando he tenido más tiempo libre. Sí, ahora el tiempo libre lo dedico a otras cosas no tan interesantes ni apasionantes (a este blog, por ejemplo), pero con el tiempo cada persona evoluciona y cambia, y eso es positivo siempre que el cambio no sea a peor.

    He leído libros que en principio parecen interminables, como "Don Quijote de La Mancha", "Lo que el viento se llevó" o "El señor de los anillos", todos ellos de más de 500 páginas, rozando el millar.

    En esta ocasión hablaré de "El Belén que puso Dios", un libro mucho más breve (no llega a 200 páginas), y también menos conocido a nivel Universal. Escrito por Enrique Monasterio Hernández, sacerdote y galardonado en el año 2000 con el Premio Capri-San Michele de literatura por el libro que paso a comentar.




                   

    Es un cuento que narra la historia del Belén que tradicionalmente se coloca cada año en los hogares cristianos, desde el punto de vista de las piezas que lo componen. En la historia, el lector va comprobando cómo ninguna de ellas es secundaria, desde la estrella que guía a los Magos de Oriente, hasta los pastores, cada pieza es cuidadosamente colocada por Dios para asistir al nacimiento del Redentor.

    Especialmente entrañable es el diálogo entre la estrella y el Arcángel Gabriel. Y aunque tenga un argumento que puede parecer infantil, contiene numerosas reflexiones profundas que hasta a mí, poco amigo de la literatura para niños, me resultaron muy útiles.

    Me limitaré a destacar una frase de la estrella, interpelando al Arcángel, que le comentaba que tenía suerte, pues las otras piezas del Belén no siempre escuchaban (refiriéndose a los pastores que no acudieron a adorar al niño) mientras que ella, como estrella que era, sólo tenía que iluminar y dejarse llevar, porque no tenía elección. Y ante esa reflexión, dijo la estrella:

    - No Gabriel. No trates de consolarme. Sé lo que soy y me conformo. Pero el Niño que va a nacer prefiere un sí enamorado y libre de una sola de aquellas figurillas a todas las luces del firmamento.

   
Con esta frase me quedo, aunque muchas otras hay en el libro que merecen la pena ser leídas en primera persona. Recomendadísimo.


Compartir este artículo:

Comentarios

Enviado por Persio (Contacto, Página)
Fecha: 26 de Abril, 2007, 20:57

Parece una historia muy entrañable, la de las figurillas del Belén. Gracias por la recomendación, Jorge.

Un saludo

~~~

Enviado por Winston Smith (Contacto, Página)
Fecha: 26 de Abril, 2007, 22:58

No sabía de la existencia de este blog, el cual yo ya he enlazado en el mío ;)

Yo también soy amante de los libros grandes, no obstante, cierto día me encontré con otro pequeño llamado "el primer trago de cerveza y otros pequeños placeres de la vida" de Philippe Delerm. Con su sola lectura se saborean esos placeres que las prisas de esta sociedad nos obligan a pasar por alto. Un saludo.

~~~






perfumes valencia
Oceanografic valencia
BLW, baby led weaning

     Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       







Sindicación

Enlaces



Otros links de interés